julio 25, 2024

GramLove

Las mejores noticias 2.0

Robots gigantes dirigidos por control remoto que navegan por los mares

Los nuevos barcos transoceánicos sin nadie a bordo, esta visión del futuro está llegando y mucho antes de lo que se pensaba, a primera vista parecen un barco cualquiera, si se miran de cerca se puede observar un equipo de alta tecnología, cámaras, micrófonos, GPS, radares, entre otros.

Están diseñados para lo que llaman robótico, estos barcos forman parte de la nueva Armada de OI, una flota de 23 buques que inspeccionan el lecho marino para los operadores de parques eólicos marinos y comprobará el estado de la estructura submarina para la industria del petróleo y gas.

Un barco de 78 m de eslora, solo tiene 16 personas a bordo, un barco tradicional que realizara este tipo de trabajo necesita una tripulación de 40 o 50 personas, OI cree que puede reducir la cantidad, ya que muchas de las funciones se controlan a cientos de kilómetros de distancia en tierra.

Centro de operaciones remotas de la empresa en Southampton

Este se encuentra en Inglaterra y es como estar dentro de un plató de cine futurista, la sala con poca luz es enorme y tiene más de 20 estaciones de puestos de mando, cada una equipada con controles similares a los de videojuegos y pantallas táctiles.

Los operadores sentados en sus sillas de respaldo alto observan un panel de monitores, que muestran una transmisión en vivo de las cámaras del barco y una multitud de sensores.

Una prueba clave es ordenar a un robot submarino, o vehículo operado remotamente, que descienda de la cubierta para escanear el fondo marino. Es sorprendente la automatización, porque tiene más cámaras y es más fácil que estar en alta mar.

La autonomía, la robótica y el funcionamiento remoto, acompañado de la inteligencia artificial transformará los sectores del transporte, el sector marítimo no será diferente y se están realizando experimentos en todo el mundo.

Las ventajas son obvias, ya que con menos personas a bordo, los barcos pueden ser más pequeños, requerirán de menos combustible y tienen una huella de carbono mucho menor.

Los pilotos automáticos permiten a los barcos seguir la ruta por sí mismos, eso no es desafiante, los desafíos surgen cuando interactúan con otro tráfico  con un puerto, cuando hay situaciones imprevistas o situaciones climáticas adversas.

Esto conducirá a un transporte de agua seguro, eficiente y sostenible algunas embarcaciones más pequeñas ya se les permite trabajar sin nadie a bordo. La empresa británica Sea-Kit Internacional se encuentra construyendo una flota de barcos sin tripulación.

¿Qué sucede si se cae un enlace satelital?

Todo lo que la compañía realiza parte desde el punto de vista de la seguridad, donde su equipo da los toques finales a otros barcos sin tripulación. Cuando este barco está en el mar, no hay nadie a bordo para arreglar algo si sale mal, por lo que debe contar con un sistema alternativo para intervenir, los barcos están construidos en dos mitades, lo más inteligente está en el software que permite que el barco cambie sin problemas entre un sistema y otro.

La OMI está tratando de resolver todas las cuestiones relacionadas con la autonomía en el mar, espera introducir códigos voluntarios que definan las prácticas para 2028, con miras a convertirlas en obligatorias.

error: Content is protected !!